titulo

titulo

sábado, 13 de febrero de 2010

Una molesta roca

Hubo un tiempo, en el que una gran roca gritaba a los cuatro vientos "soy eterna" y aunque su tamaño y dureza hacían creíble su afirmación, el tiempo mirándola con una piadosa sonrisa pensaba , el único eterno soy yo.
La lluvia y el viento hicieron su trabajo y ahora aquella enorme y arrogante roca es un insignificante granito de arena .
¡Pero que molesto es dentro de mi ojo!

2 comentarios:

  1. muy bueno!!! y lo mejor, con final sorprendente!!

    ResponderEliminar
  2. Ja Ja, muy bueno!!!!! queremos más!!!!!!

    ResponderEliminar


Tu comentario es la razón de ser de este blog, hace uno o callá para siempre