titulo

titulo

martes, 4 de mayo de 2010

Aun estas a tiempo



Estaba en su lecho moribundo, lo acompañaba su esposa.
El silencio era total,su rostro rígido.
Entreabrió los ojos y alcanzo a leer en una revista que hojeaba su mujer, la frase " aun estas a tiempo".
Entonces cerro nuevamente sus ojos y balbuceó ; perdón, lo siento , gracias , por favor , me arrepiento , disculpenme , por mi culpa y una sonrisa se dibujó en su rostro.

1 comentario:

  1. Bien, está bueno, y cómo cambia con una ilustración!!!!

    ResponderEliminar


Tu comentario es la razón de ser de este blog, hace uno o callá para siempre